España © Susana Aliano Casales

Ese niño necesita aire fresco


Ese niño necesita aire fresco es el título en español de la película alemana dirigida por Caroline Link y con guion de Ruth Toma, sobre la vida del comediante germano Hape Kerkeling (Hans-Peter Wilhelm Kerkeling).

La película se lanzó en Alemania en 2018, pero fue estrenada en España en el marco del Atlàntida Film Fest 2019 de Palma de Mallorca y yo pude disfrutarla el domingo 7 de julio, último día del festival, en una intensa y calurosa noche.

El humorista alemán es presentado siempre desde su niñez y quien protagoniza el papel magistralmente es Julius Weckauf, pequeño-gran actor alemán nacido en 2007.

La niñez de Hans-Peter, por los años sesenta y setenta, transcurre en el seno de una familia alemana tan divertida como excéntrica. Entre sus integrantes están los divertidos, los raros, los exagerados, los generosos… y todos ellos parecen enriquecerse de su diversidad.

La historia familiar evoluciona y se va modificando por sucesos que la transforman. En medio de esa transformación se encuentra Hans-Peter, frágil, por momentos desprotegido y solo, pero con un sentido emocional profundo que lo mantiene entero, en crecimiento; un sentido instintivo que adquiere, en gran medida, por pertenecer a esa familia variopinta.

La evolución de la historia, su ritmo y sus tiempos son formidables. Estas características sumadas a la estética logran un clima intenso que te mantiene entre la sonrisa y el llanto, entre la alegría y el dolor.

Es extremadamente complejo representar una niñez como la de Hans-Peter, en la que existió lo más bello y lo más doloroso al mismo tiempo. Y es admirable cómo consigue posicionarse en su rol el niño que la protagoniza.

El guion juega su parte y es otro gran pilar que fortalece la propuesta.

La película es rotunda, decisiva y poderosa.

¡Tienen que verla!